¿Quiénes Somos?
El Centro Juana Azurduy, es una Organización No Gubernamental, fundada el 10 de septiembre de 1989, al impulso de un grupo de mujeres motivadas por los altos índices de pobreza, discriminación y vulneración de los derechos de las mujeres, la niñez y juventud de nuestro país.
Desde su fundación, propugna un cambio en las relaciones sociales para eliminar las jerarquías y desigualdades basadas en las asimetrías y opresión sexual y cultural en desmedro de las mujeres, provocadas por el sistema patriarcal en vinculación dialéctica con los sistemas capitalistas y colonial que producen explotación y exclusión.
El Centro Juana Azurduy ha desarrollado diversas estrategias de trabajo operativo, cuyo hilo conductor es el “empoderamiento emancipatorio”, dirigido a desarrollar capacidades de autonomía y autodeterminación de las mujeres y jóvenes, como la vía sostenible para lograr combatir al sistema patriarcal desde la lucha de las mujeres, requisito sin el cual no podrán surgir cambios estructurales encaminados hacia la igualdad y equidad social y de género.
Su misión
Somos una organización de la sociedad civil que desde el feminismo contribuimos al desmontaje del sistema patriarcal en la población e instituciones, a través del empoderamiento emancipatorio de mujeres y jóvenes en los ámbitos político, cultural y social, mediante acciones de incidencia y prestación de servicios.
Áreas temáticas de intervención institucional:
Respondiendo a las principales formas en que se manifiesta la opresión y discriminación de la mujer por el patriarcado, la institución trabaja en 4 temas:
La violencia de género: Manifestación que pone en evidencia la vigencia del patriarcado en su forma más perversa y grosera. Materialmente demuestra el sentido de “propiedad” masculina sobre las mujeres, otorgándose el poder de decidir sobre su cuerpo y su vida a través de la violencia física, sexual, psicológica y económica, entre otras.
Acceso al poder político: Producto de las luchas femeninas se ha avanzado en la normativa electoral, dando como resultado un porcentaje equitativo de participación de hombres y mujeres en los cargos electos nacionales y sub nacionales, pero aún existe un amplio camino que recorrer hacia la “equivalencia de género en la partición política de las mujeres”. Igual número – igual valor. No sólo debe estar presente, sino además debe tener la capacidad de tomar decisiones políticas con autonomía y liderazgo, ocupando cargos de decisión.
Autonomía económica: La carencia y poco acceso a recursos económicos de las mujeres, sobre todo de mujeres de sectores populares, migrantes y de bajo nivel de instrucción, potencializa su grado de dependencia y subordinación en sus relaciones de género. Lograr niveles de autonomía en ese campo, amplía sus posibilidades de autodeterminación en la toma de decisiones sobre su vida y la de sus hijos. La autonomía económica de las mujeres, es factor determinante para avanzar a su verdadero empoderamiento emancipatorio.
Comunicación social: Las formas en que se manifiesta cotidianamente el patriarcado, tanto en las micro y macro relaciones sociales, se instalan en la vida de las personas a través de soportes ideológicos que permiten su reproducción y perpetuación. La comunicación, es una de esas bases que, en su lenguaje y estética, sostienen la cultura machista. La radio, la televisión, las redes sociales, son el canal por el que patriarcado y el machismo encuentran el camino para naturalizar las relaciones jerárquicas entre hombres y mujeres.
Estructura organizativa:
Estructura su trabajo en 4 Programas: Programa Incidencia Política, Programa Incidencia Cultural, Programa Defensoría de la Mujer, Programa Juventud Trabajadora.
  • Centro Juana Azurduy
  • Calle Loa Nº 41 – Zona Surapata
    (591) 4-6440904
    info@centrojuanaazurduy.org
    proyectos@centrojuanaazurduy.org

    Sucre – Bolivia




  • Ubicacion